Se supone que yo debería ser un experto en el fumar. O al menos en el dejar de fumar. Ya que aquí al lado hay una sección de esta web, que puede que hayas visitado ya y que se llama FumStop. Dedicada, precisamente, a hablar del tabaco y de cómo dejarlo.

Sin embargo, mal que le pese a mi expertez, cuando me enfrento directamente al hecho de fumar, es decir, siempre que estoy trabajándolo con algún paciente [1] me vuelve a pasar: sigo quedándome atónito y estupefacto ( o se dice ¿estupefaccionado?)

Siempre acabo diciendo lo mismo: ¿te imaginas qué pensarían unos antropólogos extraterrestres del futuro al estudiar un curioso fenómeno relacionado con cierta forma de vida primitiva que habitó en el pasado en un planeta azul situado al final de esa galaxia ignota a la que tanta pereza da ir?

"Si, R2D2, fueron unas extrañas criaturas. Desarrollaron una inexplicable y arraigada costumbre caracterizada por poner en contacto con sus mucosas un humo irritante que las necrosaba. Unas mucosas, por cierto, directamente involucradas en el sostenimiento del devenir de su especie."

"No me preguntes porqué lo hacían, R2D2. Dichas criaturas parecían haber llegado a cierto grado de inteligencia. De hecho, producían ese humillo necrosante mediante tecnologías de un nivel no del todo despreciable. Puede que el fenómeno sea debido a un extraño sentido del humor, un chiste que estos homínidos quizá hayan querido legar al cosmos como herencia. Estamos detrás de entenderlo pero todavía no le hemos encontrado la gracia."

Bueno, ya se sabe que los extraterrestres no tienen sentido del humor. Es lógico si tenemos en cuenta que tienen una trompetilla por nariz y las orejas puntiagudas. Puede que nunca se rían.

Pero nosotros sí, nosotros sí que nos reímos. Si bien los fumadores, más que reír, tosen, ya que, como es sabido, sus vías respiratorias han perdido la capacidad de producir risa, quedando tan sólo aptas para la tos. En cambio, los no fumadores, si. Los no fumadores podemos reírnos y eso es lo único sensato que podemos hacer viéndoles a ellos toser.

Cruel. Es cruel lo que he dicho. Bueno, los no fumadores somos esencialmente crueles y vengativos. Como dijo Sandro Pertini y consta en los sobres de azucarillos para el café que ponen en los bares:

De los fumadores podemos aprender la tolerancia. Todavía no conozco uno solo que se haya quejado de los no fumadores.

Esta frase me parece genial y encierra un gran conocimiento de este drama contemporáneo que es la guerra civil entre fumadores y no fumadores. Lo más gracioso ha sido ver al autor de esta frase fumando en pipa en el 80% por ciento de sus fotos presentes en Internet (ingenuo de mí, tras leer su frase y hasta ver sus fotos, yo creía que Pertini no fumaba). Una prueba más de que el tabaco es un chiste, un enorme chiste. Y los fumadores unos grandísimos cómicos.

Actualización día 28-5-2009:

Hoy viene en El País la noticia de que ha sido detenido uno de los homicidas de del cantante Víctor Jara. Éste fue cruelmente asesinado durante el golpe de estado del general Pinochet en Chile. Dice El País: el detenido "acribilló con 44 disparos al autor de El cigarrito". En homenaje a Victor Jara, cantante de una ternura cuya intensidad no he conocido igual, a continuación os pongo un vídeo con la canción. En la humanidad lo cómico se entrecruza irremediablemente con lo tierno y eso es algo que R2D2 tendrá que descubrir.


[1] Este artículo me ha sido inspirado tras una sesión con uno de mis pacientes en la que hablábamos sobre su reciente decisión de dejar de fumar, poniendo el acento en cuales podrían ser sus mejores prácticas respecto a los fumadores. Prácticas que, por supuesto, habrían de ser despiadadas e intransigentes, si se nos permite un poquito de sorna en temas tan delicados.